Todos conocemos Airbus y Boeing, dos de los principales fabricantes aeronáuticos del planeta de los cuales ya hemos hablado en anteriores artículos, con importantes divisiones comerciales y militares, pero también hay otras compañías que fabrican aviones comerciales que, aunque menos conocidas, también son muy relevantes en el mundo de la aviación.

Bombardier

Bombardier es una empresa canadiense con sede central en Dorval, Quebec. Es el único fabricante del mundo dedicado al diseño y fabricación de aviones y también de trenes. Su división Aerospace cuenta con más de 37.700 empleados y diseña, fabrica. También ofrece soporte a una amplia gama de productos de aviación en los segmentos business, regional, y anfibio des de 1986. Los desgraciadamente populares hidroaviones contraincendios que vemos cada verano operar en los fuegos forestales son fabricados por la firma canadiense.

Bombardier Aerospace se sitúa en el tercer puesto a nivel mundial en volumen de negocio, tras Boeing y Airbus, y en el cuarto en cuanto a unidades de aviones producidas anualmente, después de Boeing, Airbus y la brasileña Embraer, de la cual hablaremos luego. Su principal mercado se centra en la aviación ejecutiva, con modelos de negocios punteros en el sector como pueden ser el Global y el Challenger en sus diversas versiones, o el legendario y suntuoso Learjet.

En el mercado de aviación comercial, Bombardier destaca en el segmento de la aviación regional con su turbohélice Dash-8, así como con los modelos CRJ100/200/440 y CRJ700/900/1000.

A mitades del año 2019, la firma canadiense anunció que traspasaba la unidad de los aviones CRJ a Mitsubishi, en una operación valorada en 483 millones de euros. No obstante, Bombardier ha seguido con el ensamblado de los 50 aviones CRJ comprometidos. A partir 2021 el know-how, el personal y las plantas de Belfast y Marruecos pasarán a manos dela japonesa.

Por otra parte, año pasado, Bombardier vendió a Airbus el 50,01% de su filial C Series Aircraft Limited Partnership, fabricante de los aviones CS100 y CS300, que pasaron a formar parte de la cartera de modelos de Airbus rebautizados como A220-100 y A220-300; y que están teniendo un gran éxito de ventas.

Cara al futuro, Bombardier tiene la intención de dedicarse únicamente a la fabricación de trenes y de jets corporativos.

Embraer

Embraer (Empresa Brasileira de Aeronáutica) es una fábrica aeronáutica brasileña, fundada en el año 1969. La compañía produce aviones comerciales, militares y ejecutivos. Entre las fábricas aeronáuticas ocupa el tercer puesto, en cuanto al número de empleados y la cantidad de entregas anuales de aviones, por detrás de Boeing y Airbus.

La compañía tiene su sede central en São Paulo, junto con su planta principal y el centro de diseño e ingeniería. Embraer cuenta con otra planta, también en el estado de São Paulo, donde se fabrican los componentes más importantes y se controlan las pruebas de vuelo. Hay que destacar que esta instalación cuenta con una pista de 5.000 metros de longitud, lo cual la convierte en la tercera pista más larga en el mundo.

Embraer posee delegaciones comerciales y de mantenimiento en los Estados Unidos, en Portugal, así como oficinas comerciales en Francia, Singapur y China.

A principios del 2000 lanzó el programa E-Jets, con aviones de 70 a 130 pasajeros, en una competencia directa contra los productos del canadiense Bombardier.

También buscó nuevos horizontes para su internacionalización, con la apertura de fábricas en China y EEUU.

Embraer desde julio de 2019 ha pasado a llamarse Boeing Brasil – Comercial, el gigante norteamericano adquirió en esa fecha el 80% de la división comercial. Ahora en sus manos está el desarrollo de los E-Jets de la generación E2, encabezados por el E190 E-2, que competirá directamente con el A220 que Airbus comercializa tras haber absorbido a Bombardier.

Los principales operadores del E190 son JetBlue, Hainan Airlines, Aeroméxico, Air Canada, Azul y Lufthansa.

ATR

ATR (Avions de Transport Régional en francés o Aerei da Trasporto Regionale en italiano) es un fabricante aeronáutico franco-italiano. Su sede es en los terrenos del Aeropuerto Internacional Toulouse-Blagnac en Francia. La empresa se formó en 1981 a través de la fusión de Aérospatiale de Francia (ahora Airbus Group) y Aeritalia (actualmente Leonardo) de Italia.

La familia ATR fue diseñada partiendo de un avión biturbohélice de ala alta, teniendo en cuenta que debía ser eficiente. También debía tener flexibilidad operacional, lograr el máximo confort para el pasajero y economía. Estas cualidades lo hacen ideal para rutas cortas entre ciudades pequeñas y medianas y para operar en aeropuertos regionales.

Sus principales productos son el ATR 42 y ATR 72. La numeración que sigue al modelo indica el número de asientos que en configuración standard en clase única ofrece la aeronave (42 o 72). Aunque puede ésta puede variar entre 40/50 y 70/78 (en la versión 600) asientos respectivamente.

Las instalaciones de fabricación en Italia, se encargan de producir el fuselaje y la sección de cola, en cambio las alas se construyen en Francia. El montaje final, las pruebas de vuelo, certificación y la distribución son responsabilidad de ATR en Toulouse, Francia.

Algunos de sus clientes son Air New Zealand, Japan Airlines, Cebú Pacific, Braathens, o Air Nostrum e Iberia Express en España.

El pasado año 2019 ATR entregó 68 aviones frente a los 76 de un año antes. Las ventas en 2019, por el contrario, fueron mejores en 2019 que en 2018: 79 aparatos frente a 52.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *