No todas las pistas de aterrizaje están en aeropuertos convencionales, hay pistas de aterrizaje realmente impactantes por sus dimensiones o situación natural. En este artículo vamos a conocer algunas de estas pistas con vistas aéreas increíbles, instalaciones sorprendentes o situaciones de infarto.

Aeropuerto Internacional de Malé (Maldivas)

El Aeropuerto Internacional de Velana, también conocido como Aeropuerto Internacional de Malé o incluso Aeropuerto Maldivas. Es la puerta de entrada a Maldivas, un país tropical compuesto de más de 1.000 islas. Actualmente éste es el único aeropuerto del archipiélago que ofrece vuelos internacionales. Está localizado en la Isla Hulhule, cerca de la capital, Malé.

La única pista de asfalto está situada a tan sólo dos metros sobre el nivel del mar, y ocupa toda la longitud de la isla. El aterrizaje aquí, pone a prueba a los pilotos, ya que un pequeño error de cálculo podría hacer que el avión terminara en el Océano Índico.

En los últimos años el aeropuerto se ha ido remodelando para darle un aspecto más moderno y seguro debido al aumento de la cantidad de turistas.

En la actualidad hay tres terminales principales: internacional, doméstica y una terminal para hidroaviones.

Aeropuerto de Gibraltar (España)

Es considerado uno de los aeropuertos más peculiares del mundo porque la pista de aterrizaje cruza una carretera. Concretamente la calle más bulliciosa de la ciudad, Winston Churchill Avenue, un lugar por el que transitan habitualmente peatones y circulan cualquier tipo de vehículo de dos o cuatro ruedas.

La pista tiene 1.829 metros de longitud y opera con sólo 70 vuelos semanales. Cada vez que un vuelo necesita aterrizar o despegar el tráfico rodado se detiene durante aproximadamente 15 minutos, y se reanuda de nuevo una vez la operación ha terminado.

La terminal se inauguró en 2011 y tiene una capacidad para acoger hasta un millón y medio de pasajeros al año en sus más de 35.000m2.

Cuenta con dos mostradores de facturación y tres puertas de embarque en la zona exclusiva para pasajeros. Al no contar con ningún puente de acceso, para llegar hasta los aviones hay que hacerlo a pie por la pista.

Dada su situación geográfica, en el centro del Estrecho, los vientos cruzados son habituales, lo cual añade dificultad a las operaciones de despegue y aterrizaje.

Aeropuerto Internacional Princesa Juliana (Caribe)

El Aeropuerto Internacional Princesa Juliana se encuentra en la isla caribeña Sint Maarten, que forma parte del Reino de los Países Bajos. Está situado junto a la playa Maho Beach, la única playa del mundo contigua a un aeropuerto.

Es el tercer aeropuerto con mayor afluencia de pasajeros en la zona del Caribe. Es un sitio muy popular para los turistas y observadores aeronáuticos, que visitan la playa para observar los aviones aterrizar a 25 metros de altitud sobre sus cabezas.

Ver a los aviones que pasan sobre la playa es una actividad tan popular que los horarios diarios de llegadas y salidas de las aerolíneas se muestran en una tabla en la mayoría de los bares y restaurantes de la zona.

Aeropuerto en la playa de Barra (Escocia)

El aeropuerto de Barra se encuentra en la bahía de Traigh Mhor, en el extremo norte de esta isla de 13 kilómetros de extensión.

La gran peculiaridad de este aeropuerto es que no hay ninguna pista de asfalto con luces y señales, sino que el aterrizaje se realiza en una playa, y sólo durante la marea baja. Varias hileras de postes delimitan y marcan a modo de balizas la cabecera de las pistas.

Los únicos aviones que operan de manera regular en este aeropuerto son los de la compañía Loganair, que ofrece dos vuelos diarios des del aeropuerto de Glasgow.

Los tripulantes tienen dos oportunidades para intentar aterrizar y, si consideran que no se dan las condiciones adecuadas, están obligados a dar la vuelta y regresar al aeropuerto de origen.

Aeropuerto de Paro (Bután)

El Aeropuerto Internacional de Paro es el único que existe en Bután, un pequeño y desconocido país cerrado a occidente durante siglos, situado en el sur de Asia.

Está considerado como uno de los más peligrosos del mundo para despegar y aterrizar, ya que está construido en plena cordillera del Himalaya.

El aeropuerto, de poco más de 1.200 metros de longitud, está construido en un valle, a orillas del río Paro Chu. Está rodeado de montañas que superan los 5.500 metros de altura. Su ubicación es la consecuencia de la accidentada topografía de la zona.

Esta característica, unida a unas condiciones climatológicas no muy favorables, hacen que únicamente puedan aterrizar en él un reducido número de pilotos experimentados, debidamente entrenados y acreditados. Solo 17 pilotos en todo el mundo tienen permiso para pilotar un avión hasta allí.

Aeropuerto Juancho E. Yrausquin (Caribe)

El Aeropuerto Juancho E. Yrausquin fue construido en 1963 y está situado en el Caribe, en las Antillas Holandesas, concretamente en la isla de Saba.

Con tan solo 400 metros se considera como la pista de aterrizaje abierta a vuelos comerciales más corta del mundo. Dadas sus escasas dimensiones, es utilizado sólo por aviones de pequeñas dimensiones y helicópteros, que conectan la isla directamente con otras del archipiélago.

Una de las singularidades de este aeropuerto es que está rodeado de acantilados, en ambos lados, por lo que se considera uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo, aunque nunca ha ocurrido un accidente en él.

Aeropuerto de Tenzing-Hillary (Nepal)

El aeropuerto Tenzing-Hillary, también conocido como aeropuerto de Lukla, fue construido en 1964 en la pequeña localidad de Lukla, al este de Nepal.

Es conocido porque se encuentra en el lugar donde la mayoría de los alpinistas comienzan la subida al Campo Base del Monte Everest.

Se considera el aeropuerto más peligroso del mundo por ello solo se permite el aterrizaje de helicópteros y aviones pequeños, además únicamente pilotos bien entrenados pueden despegar y aterrizar ahí.

La extensión de la pista, unos 527 metros de longitud y su altitud, 2.860 metros sobre el nivel del mar, no son los únicos atributos peligrosos. En el punto de aterrizaje de la pista hay un muro de piedra y una montaña escabrosa y al despegar, la pista termina en el borde de un elevado acantilado y si no se levanta vuelo a tiempo, la caída por la ladera de la montaña es inevitable.

Os dejamos un vídeo de como sería aterrizar en este aeropuerto grabado des de dentro del avión:

Si te ha gustado este artículo y quieres descubrir los aterrizajes más espectaculares del mundo, te invitamos a leer este artículo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.