Vuelo instrumental

Existen dos modos de volar una aeronave: Vuelo visual -directo e intuitivo- y vuelo instrumental, mucho más técnico.

En condiciones de vuelo visual, el relieve, las ciudades, carreteras, etc… nos dan indicaciones claras de nuestra posición. Esta es la modalidad practicada en Aviación Deportiva, y de hecho con buena visibilidad y a baja altitud, un simple mapa de carreteras podría ser suficiente para guiarnos con seguridad. Pero ¿Qué sucede cuando el vuelo se desarrolla en condiciones de baja o nula visibilidad?, ¿sobre nubes, de noche, sobre el océano…? En estos casos se debe recurrir al vuelo Instrumental. Para ello, tanto la aeronave como el piloto deben estar habilitados.

Como vemos, dependiendo de las condiciones meteorológicas en las que se desarrolla el vuelo se puede clasificar en dos regulaciones:

  • Visual Flight Rules (VFR): En esta regulación entran los vuelos en los que se puede operar en condiciones meteorológicas visuales. (VMC – Visual Meteorological Conditions
  • Instrumental Flight Rules (IFR): En esta regulación se inscriben los vuelos que operan en condiciones instrumentales. Es el modo en que se desarrollan los vuelos comerciales, ya que precisan de elementos fiables de orientación, independientemente de que se sobrevuele el mar o se esté realizando un vuelo nocturno. Por otra parte, los vuelos comerciales suelen realizarse en altitudes que a menudo sobrepasan los 10.000 metros, de modo que aun con tiempo despejado difícilmente nos podríamos guiar por aquello que vemos sobre el suelo. Si además estamos volando en condiciones meteorológicas adversas IMC (IMC – Instrumental Meteorological Conditions) volar en condiciones IFR es obligatorio.

Operar bajo VFR no implica que no se puedan utilizar las herramientas de vuelo instrumental. Por ejemplo, en un vuelo VFR se puede solicitar un vector a una determinada radioayuda a fin de mejorar la seguridad de la navegación. Sin embargo, cuando se opera bajo condiciones IMC no es posible el vuelo VFR.  Los criterios de delimitación entre IMC y VMC se conocen como mínimos VMC y se definen por: la visibilidad horizontal, el techo de nubes (para despegues y aterrizajes) la proporción entre cielo cubierto y libre de nubes.

VFR 

El vuelo VFR permite volar por diversas rutas y diversas altitudes, salvo en situaciones específicas del espacio aéreo, tanto de día como de noche (si se posee calificación VFRN). En estas condiciones, el piloto debe responsabilizarse de mantener contacto visual con el terreno, así como la separación con otras aeronaves.

IFR

El vuelo IFR es el tipo de vuelo que requiere que el piloto se guie a través de instrumentos de vuelo. También se conoce como “vuelo controlado”, ya que el piloto recibe indicaciones de rumbos, altitudes, vectores, etc… desde el control de tráfico aéreo en tierra, y no es responsable de mantener las separaciones con otros tráficos, labor que recae en el controlador.

Algunos de los instrumentos de navegación utilizados en el vuelo instrumental son el VOR (Very Omnidirectional Range) -un emisor de señales parecido a un radiofaro- el DME (Distance Medition Equipment), o el ILS (Instrumental Landing System) que permite realizar aterrizajes con baja o muy baja visibilidad horizontal.

Si quieres ser un buen piloto, y tener opciones en el mercado laboral, deberás formarte también en el ámbito del vuelo instrumental. Nuestro programa ATPL incluye los cursos IFR  multi engine y PBN (Performance Based Navigation) ambos imprescindibles para cumplir el sueño de volar profesionalmente en aerolínea.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.