Únicamente el 4% de pilotos en España son mujeres

Hoy en día, poco más del 5% de los pilotos de vuelos comerciales son mujeres, según la Asociación Internacional de Pilotos de Línea Aérea.

El país con más pilotos femeninos es India, y las aerolíneas asiáticas son las que emplean la mayor proporción de mujeres pilotos. Ésta es sin duda una de las profesiones con mayor desigualdad de género.

En España, los datos mas recientes indican que solo hay unas 258 aviadoras afiliadas al SEPLA, frente a los más de 6.000 pilotos afiliados actualmente. Cabe decir, no obstante, que en los últimos dos años ha habido un ligero incremento, pasando del 3,5% al 4% de mujeres piloto respecto al total.

Para entender el papel de las mujeres en la aviación, es preciso también tener en cuenta el contexto. Originariamente, el ámbito de la aplicación de la aviación era exclusivamente militar, un sector reservado casi exclusivamente a los hombres. Con la llegada del transporte aéreo al sector civil, la mujer se incorporó a este incipiente medio de transporte, pero en calidad de auxiliares de vuelo, las cuales en su mayor parte provenían de las tareas de enfermería. No en balde, viajar por el aire acarreaba numerosos problemas físicos especialmente los temibles mareos, y las no menos frecuentes lesiones ocasionadas por las turbulencias.

Mucho ha llovido desde entonces y hoy, a pesar de que British Airways llegó a tener una comandante de Concorde o de que Iberia ya tiene pilotos jubiladas, la incorporación de la mujer se está realizando de manera todavía muy paulatina.

En la opinión de mujeres piloto en ejercicio en la actualidad, uno de los factores determinantes del escaso número de mujeres a los mandos de un avión es la falta de referentes en la profesión. De hecho, muchas de ellas reconocen que han mostrado interés en esta profesión debido a un entorno familiar ligado a la actividad aeronáutica.

Hablando de mujeres piloto, no podemos dejar de mencionar uno de los personajes femeninos más conocidos de la historia reciente: Amelia Earhart. Earhart se convirtió en 1932 en la primera mujer en cruzar el Atlántico en solitario. Lamentablemente desapareció con su avión y su mecánico de vuelo en el Océano Pacifico, cuando intentaba en 1937 dar la vuelta al mundo a bordo de un bimotor Lockheed L-10 Electra. El lugar exacto donde reposan sus restos sigue siendo hoy un misterio.

Hearhart, cuya carrera de piloto le llevó a ser una heroína en los Estados Unidos, promovió una serie de valores feministas que promovían la igualdad y demostraban lo alto que podía llegar una mujer si se lo proponía.

Las aerolíneas de todo el mundo están intensificando en la actualidad sus esfuerzos para reclutar más mujeres piloto con el fin de satisfacer la creciente demanda de viajes, puesto que en los próximos años se requerirán un gran número de pilotos, como ya indicamos en este artículo. (referencia a un post anterior).

Por ejemplo, en Air France el número de pilotos mujer es superior al de la media, con un 8%, y el de KLM de 6,7%. Estas compañías, son las que más mujeres emplean como pilotos en Europa.

Easyjet cuenta con el programa Amy Johnson. Esta iniciativa que lanzó la compañía en 2015 pretende duplicar el número de nuevas mujeres piloto en su plantilla para alcanzar una presencia del 12 % en dos años. Desde la compañía aseguran que han recibido una muy buena respuesta ante esta iniciativa y que ya cuentan con 33 nuevas mujeres pilotos gracias a ella. El nuevo objetivo de Easyjet es que un 20% de los nuevos cadetes que contraten de aquí a 2020 sean mujeres.

Iberia, junto con Sepla, también promueve un crecimiento de mujeres piloto a través de la Plataforma de Aviadoras para “fomentar el acercamiento a la aviación en edades tempranas, tanto a niñas como a niños”. En la aerolínea española hay 63 pilotos mujeres, frente a 1.237 hombres.

En EAS Barcelona, también promovemos este crecimiento. En octubre comenzaron en nuestras instalaciones su formación como pilotos ATPL siete nuevas alumnas, que vienen a engrosar la cifra de las que iniciaron con anterioridad su formación. Una esperanzadora línea continua ascendente, que esperamos siga incrementándose exponencialmente en los meses venideros.

 

0/5 (0 Reviews)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *