Es muy común hoy en día utilizar el avión cómo medio de transporte para viajes, especialmente si son largos. Cuando se compran billetes de avión, no se suele mirar el tipo de vuelo que vas a coger, por eso hoy os explicamos los tipos de vuelos comerciales que existen y sus características.

Tipos de vuelos comerciales dentro de las aerolíneas:

Una primera división que conviene tener en cuenta es la que distingue entre vuelos de corto radio (entre 30 minutos y tres horas de duración), medio radio (entre tres y seis horas) y largo radio (más de 6 horas de duración).

Una vez aclarado este concepto, encontramos diferentes tipos de vuelos comerciales:

  • Vuelos regulares: son los vuelos más populares dentro de vuelos comerciales. También llamados vuelos “punto a punto”, son rutas preestablecidas por lo que las aerolíneas las pueden programar y comercializar con meses de antelación. En estos casos ya existe una ruta y un destino determinados que está siendo explotado por una o más aerolíneas y, debido a la alta demanda de ese destino en concreto se decide ofrecer el vuelo de forma regular con horarios y frecuencias preestablecidos, que pueden variar dependiendo de la estacionalidad de la demanda, como sucede en destinos altamente turísticos. Dentro de los vuelos regulares encontramos los vuelos directos y los vuelos con escala o con conexión.
    • Directos: es cuando el avión no hace ninguna parada intermedia y se dirige de forma directa a la ciudad destino.
    • Vuelos con escala: son aquellos que realizan una o más paradas, ya sea por motivos técnicos (repostaje o para embarcar más pasajeros, por este motivo siempre son más largos que un vuelo directo.
  • Vuelos chárter: se caracterizan principalmente por no tener un horario determinado. Estos vuelos a demanda normalmente son utilizados cuando una persona, entidad, agencia de viajes, etc… alquila este servicio, y tanto horarios como cáterin y otros servicios a bordo van en función de las necesidades del cliente. Algunas aerolíneas cuentan con una flota especial para realizar este tipo de viajes.  La gran mayoría de estos vuelos son estacionales y se usan en momentos espaciales como durante vacaciones, puentes, algún evento deportivo o musical… La compra de billetes de avión normalmente se gestiona directamente a través de la compañía aérea o de un portal especializado. Sin embargo, los billetes de los vuelos chárter los suelen vender generalmente empresas intermediarias como los tours operadores o las agencias de viajes.
  • Aviación corporativa: Cuando las grandes empresas, las “celebrities”, o en cualquier situación que se requiere el transporte de un número reducido de personas de un punto a otro –a veces a aeropuertos fuera de los circuitos regulares de las aerolíneas- recurren a la aviación corporativa. Este tipo de aviación opera aviones de entre 6 y 24 plazas por término general, con un servicio totalmente “a la carta”. Es decir, el interesado contacta con el operador para indicarle trayecto, horario y número de pasajeros, y el operador facilita una cotización económica en base a estos datos. A menudo en el precio se incluye el vuelo de regreso, si es que el avión retorna a su base de vacío tras el servicio. Todos los grandes aeropuertos poseen una terminal de vuelos corporativos, y muchas empresas y algunos famosos disponen de su propio avión para estos menesteres.
  • Vuelos low cost: El low cost apareció en la década de los años 80 del siglo pasado, y desde entonces se han hecho con una parcela importante en el segmento de los vuelos de corto radio. Se trata de vuelos que están pensados para ofrecer un precio competitivo para los pasajeros. Para ello, se reduce al máximo la infraestructura de venta de billetes, las comodidades a bordo se ven limitadas, y cualquier servicio extra se abona aparte de la tarifa estándar. Acostumbran a ser vuelos de corto radio, y con multitud de frecuencias semanales.
  • Vuelos internacionales: son todos aquellos vuelos que tienen como destino un país distinto al que se inició el vuelo. Dentro de esta clasificación podríamos diferenciar entre los vuelos internacionales y los vuelos intercontinentales, que tienen como destino un continente distinto al de partida.
  • Vuelos intercontinentales y transoceánicos: cómo ya hemos explicado, dentro de los vuelos internacionales encontramos los vuelos de carácter intercontinental, que a menudo son también los transoceánicos o transpolares. En este tipo de vuelos atraviesan los océanos -generalmente los océanos Pacífico o Atlántico- recibiendo así el nombre de vuelos transpacíficos transatlánticos respectivamente. También las tierras árticas y su océano son sobrevoladas habitualmente por aviones en tránsito intercontinental. ¿sabías que la ruta más corta entre Barcelona y Pequín pasa por Siberia?
  • Vuelos nacionales o vuelos domésticos: son por volumen uno de los segmentos más importantes para las compañías aéreas, debido que son los más comunes para el transporte de pasajeros. Cubren el territorio de un país conectando los aeropuertos de sus distintas ciudades, y generalmente suelen ser viajes de menos de 3 horas, aunque en países como Rusia, China o EE.UU. pueden alcanzar las 7 horas de duración. Son vuelos con pocos trámites más allá de los preceptivos controles de seguridad aeroportuaria.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.